El transporte contra-reembolso es un servicio que ofrecen muchas empresas de paquetería para proporcionar seguridad a sus clientes. Consiste, básicamente, en pagar el coste del producto y transporte al mensajero que nos entrega en mano el producto.

Para los nativos digitales que están muy familiarizados con la compra online en e-commerce y otros comercios online puede que no sea un servicio interesante. Pero, para aquellos que aún no están muy familiarizados con la compra digital el pago contra-reembolso puede suponer una necesidad.

Transporte contra reembolso para e-commerce

Si estás gestionando un proyecto de e-commerce, el transporte contra reembolso puede ser una manera excelente de potenciar tu negocio online. Dependiendo del producto que estés vendiendo y del tipo de compradores que tengas, es incluso necesario contar con este requerimiento.

Aunque, eso sí, si quieres proporcionar un servicio de transporte contra reembolso, asegúrate de:

  1. Comerciar con productos físicos. Si vendes servicios, como por ejemplo, masajes o viajes, no podrás entregar este servicio.
  2. Asegúrate que tu cliente va a estar en el domicilio en el momento de la entrega. Si no, contratar este servicio adicional no servirá de nada.
  3. El comprador debe tener dinero en efectivo. Si sólo dispone de tarjeta de crédito, el transportista tendrá que ir equipado con un datáfono.
  4. Cuidar el trato con los clientes. Con este tipo de servicio, el trato humano es primordial.

transporte contra reembolso

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el transporte contra-reembolso?

Es evidente que la principal virtud de que proporciona contratar a una agencia de transporte urgente con este servicio es la seguridad y confianza que tiene el comprador. Este sistema reduce muchísimo los riesgos de estafa o incidencia. Además, el empresario se despreocupa completamente de la entrega porque, la empresa subcontratada se ocupa de todo.

Por el contrario, el servicio contra-reembolso es un poco más caro ya que el mensajero recibe comisión por el paquete entregado. La media está en el 3% del importe gestionado y, a la larga, esto puede suponer un inconveniente tanto para los clientes como para los empresarios que subcontratan a una empresa de paquetería urgente.

Según aclara consumoteca, el 27% de las compras online en España durante el año 2008 se realizó mediante el pago contra reembolso. La mayoría de los compradores (en concreto el 54%) prefiere pagar online a través de la tarjeta de crédito.