Hace tiempo que los trabajadores del servicio de mensajería urgente, sobretodo los transportistas y repartidores, tenían problemas para poder completar las entregas de forma “fácil”. La mejora y evolución de la tecnología ha proporcionado velocidad, flexibilidad y comodidad para poder desplazarse por las diferentes ciudades y carreteras sin tener que reconstruir mapas mentalmente.

La optimización de rutas y geolocalización está mejorando las condiciones del servicio de mensajería urgente y transformando la distribución de paquetería en general.

Los nuevos dispositivos GPS, vinculados con las diferentes empresas que ofrecen el servicio de mensajería urgente y paquetería, permiten actualizar instantáneamente las rutas desde el punto donde se encuentra el repartidor o transportista.

La optimización de las rutas comporta una subida exponencial en la productividad que tiene el personal que se encarga de repartir mensajes i paquetes. Actualmente hay sistemas de computación matemática que no solamente tienen en cuenta las rutas viables para los diferentes vehículos, sino que además tienen en cuenta variables como el tráfico, las obras o calles cortadas, la posición del repartidor, etc.

En definitiva, la mejora tecnológica está catapultando la capacidad de entrega por repartidor diaria y las rutas preestablecidas se están quedando en un segundo plano.

Pero no solamente ha evolucionado el sector gracias a la mejora del apoyo tecnológico, sino que este crecimiento viene de la mano del crecimiento. En España, como en muchos otros países, cuatro de cada diez personas realizan compras a través de Internet. Esto comporta una subida exponencial de pedidos que obligan que la red de transporte se extienda y los negocios de transporte a optimizar su tiempo y productividad.

Así pues, el futuro de las empresas de servicio de mensajería urgente y transporte de paquetes se basa en que estas sean lo más flexibles posibles para ofrecer el mejor servicio al cliente y de la forma más veloz posible. La flexibilidad, entonces, debe ser en la mayor cantidad de ámbitos posibles para la empresa; horarios, rutas, peso, urgencia, etc.

sostenibilidad transporte

El futuro también se ve muy marcado por la huella ecológica que deja cada empresa de transporte o reparto. El reto de la sostenibilidad en el servicio de mensajería urgente y paquetería está impulsando muchos cambios en el sector.

En muchos casos los clientes tienen la sostenibilidad como requisito decisivo para las empresas de distribución y transporte que contratan. En el futuro, será una característica primordial. Por lo tanto es necesario ir adaptándose de forma progresiva porque el futuro del transporte esta al girar la esquina y es muy probable que el 100% del reparto, sobretodo en las ciudades capitales, sea sostenible. Esto puede suceder por cambios legales futuros.

Para analizar la situación actual respecto a la sostenibilidad del sector, es necesario tener en cuenta que están naciendo nuevas iniciativas que aceleran este cambio.

En las ciudades capitales como Barcelona o Madrid, los planes de peatonalización de algunas zonas también se tienen que tener en cuenta a la hora de realizar un reparto. Si tienes que entregar paquetes en zonas totalmente peatonales, la bicicleta es la solución más práctica para no “perder tiempo”.

contaminacion

Las nuevas regularizaciones de las matriculas antiguas de los coches también pueden perjudicar una flota de vehículos antigua de una empresa de paquetería o mensajería. Teniendo en cuenta que de media en una ciudad, un 20% de los vehículos en circulación son vehículos de transporte, se tiene que ver la contaminación que esto provoca. Las flotas de empresas que no son sostenibles, contribuyen en buena medida al incremento de las emisiones contaminantes según la Comisión Europea, por lo tanto es necesario que el sector sea consciente de la situación actual.

Por lo tanto es necesario que el sector sea consciente respecto a la necesidad de ser sostenibles y a la vez sea flexible y capaz de adaptarse no solamente a los cambios tecnológicos, sino a los sociales que los acompañan.