Para que el servicio de paquetería funcione a cabalidad no basta con tener paquetes y destinos. Toda la logística debe planificarse cuidadosamente y con antelación. 

A continuación te enumeramos los errores más comunes que se cometen y que deberás evitar para tener el más eficiente servicio de entrega.

 

Ausencia de planificación

La planificación de rutas en la entrega de paquetes es básica para lograr un servicio a tiempo y evitar que nuestros mensajeros pierdan horas de trabajo regresando a destinos contiguos en viajes distintos, en lugar de planificar las mismas localidades en un solo viaje.

 

Falta de formación de tus mensajeros

La inversión que se realiza al formar a tus operadores de servicio, en la mejor atención del cliente se verá altamente compensada en mayores contrataciones y mejores referencias otorgadas por los usuarios.

 

No constatar la satisfacción del cliente

Realizar encuestas posteriores a la recepción del paquete, te otorgará la certeza de un buen servicio y te informará oportunamente de las posibles fallas experimentadas por el cliente. Esto redundará en la oportunidad de corregir oportunamente los errores. 

 

No dar seguimiento a los mensajeros y paquetes

Son muchas las empresas que cuentan con la posibilidad de rastrear los mensajeros y los paquetes, lo cual da una transparencia tan necesaria para la tranquilidad de quien espera el paquete y del que se asegura del cabal cumplimiento de las diferentes rutas.

 

Mal embalado

En este apartado podemos afectar tanto al cliente que espera el envío como la referencia que sé de la empresa de paquetería. El contar con el material aislante que protege las mercancías, la fortaleza de una caja o el correcto sellado del paquete  hará la diferencia entre una mercancía en buen estado o la ocurrencia de daños y desperfectos adjudicables a la empresa.

 

Ignorar detalles de la entrega

Pareciera imposible el pensar en un detalle como este sea ignorado, pero es muy común que al intentar leer el destinatario nos encontremos con nombres de avenidas inexactas, referencia inexistentes y hasta notas ilegibles que se transformaran en retraso o imposibilidad de realizar la entrega.

 

Tener una única modalidad de envíos

Para el usuario siempre será de importancia tener el servicio más adecuado a su paquete o a su necesidad. El elegir entre un servicio exprés o regular, entrega en puerta o en una oficina, son detalles que todo cliente espera encontrar para obtener el trato más apropiado.

 

No inspeccionar

La recepción de la mercancía de manos del remitente deberá pasar por el examen de las buenas condiciones que está presente, así se evitaran reclamos injustificados. De igual manera el cliente debe revisar toda la paquetería al recibirla y antes de firmar el documento, para dar su conformidad con el servicio.

 

Peso O volumen

El conocer el peso de tus envíos te permitirá asegurarte de que la tarifa que la empresa aplique sea la acorde. De igual modo, el volumen que ocupa un paquete de poco peso también impacta en el costo del envío.

 

Exactitud en el servicio requerido

Debemos tener conocimiento de cuál es el servicio que estamos contratando y por el cual estamos pagando. Podría estarse otorgando un extra por una rapidez que no necesitamos, o un más embalado por una mercancía que ya hemos preparado en forma previa. 

Tanto la empresa de paquetería cómo el cliente pueden incurrir en errores fácilmente prevenibles, solo con el conocimiento del funcionamiento de la empresa y la claridad del servicio que esperamos se logra un resultado exitoso.