En los últimos años son muchas las organizaciones que han apostado por disfrutar de los beneficios de la logística integral. Esta logística reúne y ordena a todos los departamentos o áreas, haciendo que todo esté integrado. Se tienen en cuenta los recursos, la mercancía, la información, los operarios y los departamentos.

Pero ¿cuál es su objetivo? Uno de ellos es favorecer la relación entre todas las partes para ofrecer un mejor servicio. Otro objetivo es conseguir un plazo de entrega al cliente en el menor tiempo posible. Sin embargo, los beneficios van mucho más allá y son más que evidentes. Te los explicamos, a continuación.

Los mayores beneficios de la logística integral

Las áreas o departamentos de la empresa deben dirigirse de manera coordinada, regulando todos los procesos y movimientos. Debes tener en cuenta siempre que la eficiencia está en juego y que las operativas deben estar coordinadas. El ambiente de cooperación en la compañía debe ser elevado para disfrutar de las ventajas de la logística integral.

A continuación, te detallamos los beneficios de la logística integral:

Velocidad en todos los procesos

La logística integral destaca sobre todo en generar respuestas rápidas. La capacidad de responder se divide, de manera general, en dos aspectos. El primero, eliminar todos los elementos que no producen valor en la cadena productiva. El segundo, responder con celeridad a las dudas de los clientes o proveedores.

Menores costes

La tan ansiada optimización económica llegará a la organización. En primer lugar, porque con mayor información en la cadena de suministro se supervisará mejor el stock. En segundo lugar, porque con mayor unión entre áreas, se eliminan duplicidades. Ya, en tercer lugar, porque a mayor eficacia, tendrás menores costes e inversiones.

Este es uno de los puntos más destacados a tener en cuenta por toda empresa de logística. Y es que el ahorro de costes llegará por muchos lados. Además, con una distribución directa al cliente gracias al cross-docking, la optimización seguirá aumentándose. Los procesos se vuelven más simples, por lo que se gana en eficiencia.

Reducción del inventario

A mayor información de stock, mayor aprovechamiento del espacio y, por ende, menos inventario. Como es lógico, el objetivo no pasa por eliminar, sino por reducir. El inventario es un elemento clave para conocer lo que tienes en la cadena productiva. Sin embargo, será posible con la logística integral eliminar los elementos que no te aporten beneficios. En la misma línea, desaparecerán los gastos innecesarios y llegará el equilibrio entre producción y demanda.

Mayor calidad

Algo que gusta en toda empresa es presumir de contar con una mayor calidad. Cabe recordar que la logística no solo abarca el movimiento del producto, sino también su diseño. ¿Cuál es el objetivo entonces? Aspirar a la máxima calidad con la menor cantidad de defectos. Asimismo, la preparación del producto irá puliéndose: la política debe tener tolerancia cero con los defectos.

Mayor rentabilidad

Con la reducción de costes y un mayor desempeño de la cadena de producción, la rentabilidad será mayor. Un margen de beneficio mayor que es la “obsesión” de cualquier compañía. Y no es para menos, puesto que este capital podrá significar mayores inversiones para que tu negocio crezca.

Gran flexibilidad

La capacidad para adaptarse a los cambios o a las necesidades es algo vital en la logística. Mediante servicios de logística integral se crea el ambiente para modernizarse y recibir los cambios como algo positivo. No obstante, no solo se será más flexible ante posibles cambios. Las compañías gestionarán un mayor número de productos con mayor facilidad. La flexibilidad, por lo tanto, es otro de los grandes beneficios de la logística integral.

Competitividad empresarial

Si tu compañía cuenta con una logística integrada y fuerte, será más competitiva. Su resultado se notará no solo en cifras a final de año, sino en un gran éxito al introducirse en nuevos mercados. La logística integral ayudará a la organización a determinar su posición y, además, a conocer las estrategias a abordar en dicha posición.

Además, la ventaja sobre la competencia se convertirá en un trampolín que también creará valor.

Optimización del tiempo

Y en este punto no solo hacemos referencia al ahorro de tiempo en envíos, sino que se conseguirá aprovechar mejor el tiempo al contar con un control estricto de todos los procesos. De manera tecnológica o manual, se gestionará mejor el tiempo de trabajo. Recuerda que, a mayor optimización de tiempo, más se invertirá en lo realmente necesario.

Caída del riesgo de errores humanos

Al aunar esfuerzos humanos, el riesgo de errores se reduce drásticamente. Todos los departamentos estarán conectados, por lo que se apoyan en todo tipo de tareas. Así, los errores caerán y, en caso de producirse, se solucionarán más rápido al contar con mayor esfuerzos y centralización.

Unión de rutas de transporte

Conseguirás unir rutas de transporte, por lo que obtendrás, de nuevo, reducción de costes y una mayor optimización. Además, respetarás el medioambiente reduciendo las emisiones de los vehículos.

Trazabilidad de productos

Este beneficio consiste en hacer un correcto seguimiento de todo el proceso de producción y distribución de tu producto. Implica conocer el proceso desde que se almacena la materia prima hasta la llegada del producto al cliente final.

Un buen sistema de trazabilidad aporta garantías de calidad, mantiene los estándares de higiene y aporta seguridad en el cumplimiento de la normativa vigente.

Comunicación bidireccional entre cliente y proveedor

Mejorarás las vías de comunicación con tus clientes. Esto les permitirá contactar contigo de manera ágil y rápida. Además, también permitirá a tu empresa contactar con los clientes y mantenerlos informados de cualquier imprevisto. Este beneficio aporta, además, una mejor imagen ante el cliente.

beneficios empresa logística integral

Primeros pasos para implementar la logística integral

Una de las primeras estrategias a adoptar, para la correcta implementación de una logística integral, consiste en crear conciencia del proceso en todos los departamentos. Todo empleado debe conocer el proceso de la compañía de principio a fin. Dicho proceso iría desde que se elabora el producto hasta que llega a manos del cliente. Con esto, lo que se busca es que todos los empleados se impliquen para poder evaluar los recursos y procesos internos de la empresa. Acto seguido, debes analizar a la competencia, planificar hipotéticos escenarios de crisis y crear estrategias que nos hagan ser más competentes.

Principalmente, debes tener en cuenta que todos los factores de la empresa afectan. Algunos de esos factores serían los siguientes:

El producto

El primer factor que debes abordar es el producto. Un correcto análisis del método de fabricación del producto te llevará a saber si los recursos que se usan están siendo bien aprovechados. Otro de los beneficios que te aportará, es saber si la calidad podrá satisfacer las expectativas de tus clientes. Además, también te permitirá conocer si alguno de los procesos de fabricación podría optimizarse.

El almacén

A continuación, se debe estudiar bien el almacén. Un correcto almacenaje, que implique una buena optimización y organización del espacio, así como de sus procedimientos ejercerá un impacto muy positivo en tu cadena de suministro. Este impacto positivo se traducirá en un alto estocaje, una reducción significativa o eliminación de retrasos, agilidad en entregas, etc.

La comunicación

La comunicación es otro factor clave a tener en cuenta. Una correcta comunicación entre departamentos permite que entre todos se tomen decisiones correctas. En este factor, se debe analizar si la comunicación es correcta y fluida.

La demanda

Seguidamente, se debe analizar la demanda. La logística no se basa únicamente en poder enviar un producto siempre que lo necesite un cliente. En este aspecto, es vital anticiparse a la demanda concreta que pueda surgir y estar preparado para poder enviar el producto con rapidez.

El transporte y las entregas

Por último, pero no menos importante, se debe analizar el servicio de transporte y de entregas. Se debe conocer perfectamente el proceso de distribución y de entrega de los productos a los clientes. Un sistema y proceso de transporte eficiente se traduce en una logística ágil y en una mejor imagen ante los clientes.

 

Ahora ya conoces buena parte de los beneficios de la logística integral más destacados. Desde Tour SA esperamos haberte resuelto algunas de tus posibles dudas.