Cuando se compra un producto por internet, nadie se pregunta cómo llega al domicilio. Simplemente se compra y, al cabo de unos días, llega a casa. Ya está. Todo esto ahora, está muy bien, pero cabe recordar que hubo un tiempo en el que la mensajería y paquetería era una parte crucial en el para el comercio y, incluso, para la vida social de los ciudadanos.

Historia de la mensajería

La historia del la mensajería y paquetería es antiquísima. Los historiadores apuntan a que empezó en Egipto en el 2.400 a.C. Los antiguos faraones tenían mensajeros reales que comunicaban al pueblo los decretos promulgados. Más adelante, los romanos y griegos también utilizaron un sistema de correos postales.

En español utilizamos la palabra correo postal para referirnos a este servicio de mensajería y paquetería. Etimológicamente, la palabra correo postal proviene del italiano “corriere”, del francés “courrier” y del catalán “correu“. Cuando nos referimos a los servicios de mensajería, solemos acompañar utilizar la palabra compuesta correo postal.

historia de la mensajeria

Paquetes “de posta a posta”

Postal se refiere a posta y hace referencia a la forma de correo inicial en papiro que se hacia de posta a posta (el lugar en el que se amarraban los caballos). Más adelante, esta forma de correo llegó a Grecia y Roma. De hecho, el dios mitológico Hermes era el encargado de hacer llegar sus mensajes en el Olimpo.

En España, los primeras instituciones de correos postales organizadas empezaron con el imperio romano con la Cursus Publicus. Consistía básicamente en una organización que recorría las vías del villas romanas transportando mensajes y mercancías.

Con la debacle del imperio romano, los diferentes reinos de España se organizaron para tejer su propia red de mensajería y paquetería entre las ciudades. Existía la figura de los mandaderos, que iban de corte en corte transportando las misivas de sus reyes, según apunta la web de Correos. Igualmente, los reinos facilitaron vías públicas para que los comerciantes mandaran sus mercancías.

Un servicio de mensajería entre ciudades

Con la reconquista de los Reyes Católicos los reinos de España se fueron unificando y en este proceso de homogeneización también se derivó la centralización de algunos servicios públicos como el servicio de correo postal. Según indica la Enciclopedia Biográfica en Linea, el rey nombró a la familia de Tassis como gestores del servicio de correos español (1505).

El monopolio de los Tassis duró apenas dos siglos ya que en 1716, la monarquía española pasó a mano de los borbones y convirtieron el servicio postal en una competencia de la casa Real. El servicio postal pasaba a convertirse en una responsabilidad del Estado.

mensajeria moderna

En la actualidad, los servicios de mensajería y paquetería poco o nada tienen nada que ver con aquellas instituciones arcaicas. Actualmente, y gracias a las nuevas tecnologías, las empresas de paquetería y mensajería tienen un servicio global y prácticamente instantáneo.

Tour SA, por ejemplo, es capaz de enviar un paquete a cualquier parte del mundo en un tiempo bastante rápido. Además, proporciona un servicio completo y extremadamente fiable. Sin duda, la verdadera evolución del correo postal.