Las ciudades inteligentes, amigas de la logística - 932 240 690 info@tour-sa.com

Los servicios de mensajería urgente provocan un auge en el tráfico urbano. El 64% de los viajes tienen lugar en un entorno urbano, y se calcula que el número de kilómetros recorridos en estas áreas se va a triplicar para el año 2050. Este frenético ritmo obliga a las ciudades a evolucionar para acoger este mayor tráfico diario, siendo las soluciones de Smart City una de las opciones con mayor aceptación, sobretodo des del sector de la logística.

El transporte urbano, más que repartos de e-commerce

Pese a que el público general considere el transporte urbano como el reparto de los pedidos realizados en e-commerce, es de hecho un concepto mucho más amplio. La logística urbana incluye el proceso de transporte, manipulación y almacenaje de productos, el manejo del inventario, desperdicios, devoluciones, así como los servicios de entrega urgente de paquetería a domicilio.

Así pues, aumenta el número de entregas, los vehículos en tránsito, los kilómetros recorridos… Sin embargo, las normativas locales se hacen más y más estrictas por motivos medioambientales: los camiones deben ser de tamaño más reducido, menos horas de acceso permitido a determinadas zonas de la ciudad… En este choque de trenes, la necesidad de realizar más entregas urgentes se ve perjudicada por la tendencia de los gobiernos de reducir las emisiones que se generan en las ciudades por los vehículos que por ellas circulan. 

logística urbana

La Smart City, una ventaja para las empresas de paquetería

El prefijo Smart ya no es ninguna novedad en nuestro día a día. Todos nuestros dispositivos electrónicos se están volviendo, aparentemente, “inteligentes”: los móviles, relojes, frigoríficos… Las nuevas funcionalidades en cuanto a tecnologías de la información inundan una variedad muy grande de elementos, que simplifican nuestros quehaceres diarios. ¿Por qué nuestra iba nuestra ciudad a ser menos?

Estos son algunas de las realidades que se han empezado a implementar en las ciudades para mejorar la logística y la mensajería urgente en las ciudades:

1. Taquillas inteligentes

Este servicio pretende ser un “punto de entrega múltiple”. Esta especie de “armarios” se sitúan en puntos concurridos de la ciudad, para que las empresas de mensajería dejen allí los paquetes, que serán recogidos por sus dueños mediante un código de seguridad.

Con esta medida, se reducen el número de kilómetros realizados en la “última milla”. En cuanto a la experiencia del usuario, es cierto que se pide un esfuerzo extra del mismo, pues se le obliga a realizar un desplazamiento innecesario con la entrega a domicilio. Sin embargo, hay también una parte positiva: esta idea reduce el número de entregas fallidas, y se amplían los horarios de recogida para el cliente, que ya no depende de la disponibilidad del repartidor y sus horarios.

2. Información a tiempo real

El objetivo de esta iniciativa es unir el conocimiento actual sobre el estado de las carreteras con la gestión de las rutas, para hacer llegar esta información a los conductores. Quizás pienses, como tantos, que el impacto de esta medida sería moderado. No obstante, nada más lejos de la realidad: según el Departamento de Transporte de EEUU, las empresas de transporte norteamericanas pierden cada año 27.000 millones de dólares en horas de espera y gasto de combustible debido a los atascos y congestiones de tráfico. A modo de comparativa, nos damos cuenta de que el coste anual por los retrasos debidos a la lluvia oscila entre los 2.200 y 3.500 millones de dólares.

Unido al conseguimiento de información a tiempo real, existen ya las señales de tráfico inteligentes. Estas podrían usar los datos y analítica actualizada para tomar decisiones como fijar el límite de velocidad dependiendo del tiempo, o priorizar el paso de los vehículos de transporte urbano.

logística

3. Controles de acceso Smart

Una de las problemáticas con las que las empresas de mensajería tienen que lidiar es la restricción de accesos según el tipo de vehículo que circula. Estas medidas son necesarias para asegurar una mejor calidad de vida para los residentes de ciertas áreas urbanas, pero ya se están tomando medidas para que conviva la vida de los vecinos con la urgencia de las entregas urbanas. Las videocámaras o barreras automatizadas instaladas en estas áreas empiezan a reconocer la autorización de los vehículos, cerrando las áreas del tráfico general de la ciudad, pero permitiendo que la gente que reside en ellas pueda beneficiarse de los servicios de mensajería urgente en su máximo esplendor.

Otra de las áreas en las que se aplica la innovación es en las zonas de carga y descarga, que tratan de incluir la posibilidad de reservas con antelación para no depender de la casuística del día.

 

Estos tres ejemplos ilustran la tendencia actual de la aplicación de las últimas tecnologías de la información con el objetivo de conseguir un funcionamiento más eficiente de nuestras ciudades. Las empresas de mensajería urgente se pueden ver ampliamente beneficiadas por esta nueva realidad: sus tiempos de entrega se reducen, sus actividades se simplifican y la monitorización de los envíos es mucho más fiable.